76. SA´MUERTO EL FACUN, SEGÚN EL FLORO

                Ola, soy el Floro y voy a un velatorio porque el Facun sa´muerto. No es que lo sienta muncho porque era un buen elemento, pero da pena saber que ha palmao por agarrao, que por no gastar gas se recalentó el potaje en la fogata donde quemaba cables para sacarles el cobre y se intosicó con el humo; se conoce que cuando se encontró mal se fue al establo a por agua y se elestrocutó con la cancela, que la tenía enganchada a la corriente del vecino para que no se le escaparan las cabras y, con el flato, se le olvidó que no llevaba los guantes de goma puestos. Pues eso, que a este vecino se le saltaron los plomillos de la luz con el subidón, y se encontró al Facun to tieso, pegado al portalón y chamuscado. Asín que palmó por pesetero, aunque el muy rácano estuviera forrado a base de sisar al personal para trincar cuatro perrillas, cosa que molestaba a muncha gente pero nadie decía ná por miedo a que el viejo urdiera alguna trama para fastidiar, que inventiva tenía de sobra, y mala leche ni cuento.

-Ay, qué penita- decía la “Churra”, la querida del muerto, sirviendo anís a los presentes-. ¡Qué pena, mi Facun!.

                Esta mujer lo conoció hace varios años en su puesto de jeringos y se hicieron amantes desde que él le compró sus porras y ella probó su churra; nunca supe si el mote le venía por su trabajo o por sus aficiones. La cosa es que no era la única que pasaba por su catre, pero sí la más antigua, motivo  por el que ella se consideraba la elegida oficial, aún sin casar, aunque las demás no pensaran lo mismo.

-Sí que es verdad, pobre Facun- añadía el “Potato”, que le llamaban asín no porque vendiera ciruelas sino porque antes de empezar un trabajo ya lo tenía terminado y decía “potatohecho”.- Con lo bueno que era.

-Hombre, bueno era, pero algo de genio tenía…- contaba el “Tranca”, cuyo mote me ahorro explicar por lo osvio-. Porque no hay que olvidar que a veces era un poco drástico, ¿no?.

-Sí, sí- le confirmaba yo, con la boca llena de pestiños-. Era bueno, pero…, drástico y también… un poco malfolla… malhumoradillo, ¿vedad?.

-Hay que comprenderlo porque…, siempre estaba buscando la manera de ganarse la vida, y claro, eso te hace un carácter- le justificaba la “Popeye”, otra de sus queridas, que ni fumaba en pipa ni comía espinacas pero le faltaban los piños y, con el boquijo, era un calco del marinero.

-Ganarse la vida?- el “Tranca” tomaba ya la tercera ronda de coñac-. A mí me revendió un azadón que curiosamente era igual que el que se me perdió- y pidió que se lo rellenaran con la mano en alto.

                La “Churra” obedeció, dejándose mirar el canalillo, mientras el “Potato” arremetía contra la botella de Pacharán.

-Pues a mí- la “Popeye” se las ingeniaba para masticar una rosquilla-, me invitó a cenar, me llevó al “Bocata Yumbo” y me dejó pagar.

-Hale, hale; minucias. Tampoco hay que exagerar. Es verdad que era un tanto…. rácano, pero no olvidemos que aún está su cuerpo caliente.

-Y tan caliente- contestó el “Potato” a la “Churra”-. Si está to torrao- se escucharon tímidas sonrisillas.

                Me levanté a por un sangüich de jamón llor  y, al pasar junto al ataúd abierto, me se encogieron los descrotos. Y tanto que to torrao; si parecía originario de Angola. La “Churra” se puso a mi lado y lo observó con una cara muy rara. Luego cerró de mala manera la tapa y habló.

-Un tanto rácano no, rácano de cojones- dijo, arrastrando una silla hacia nosotros-. El muy cabrón me contagió ladillas; habrá que ver de dónde las trajo- miró picada a la “Popeye”.

-¿Ladillas?- la otra contestó muy enfadada-. ¡Ladillas las de tu madre, so puta!.

-¿Puta yo?. Tú verás- y separamos a ambas dos, cogidas ya por los pelos.

– A ver, señoras, un poquito de corrección, que el muerto está presente y entodavía tiene ascuas y vuelas pavesas- el  “Tranca” se reía mientras subía el volumen del jolgorio del resto de asistentes.

                El Heriberto, que se llamaba asín, sin mote, porque el nombre ya era lo suyo, contó que el Facun le echaba azúcar al depósito de su tractor para que al otro le diera tiempo a recoger antes su cosecha, y al Policarpo, al que llamaban el “Poli” no porque fuera guardia ni ná sino porque se llamaba Policarpo, dijo en alto que el muerto le espantaba la clientela de su taberna porque tocaba el culo a las señoras y se liaba la mundial.

-¿Que les tocaba el culo a las mujeres?, ¿tú ves como era un hijopu…?-, la “Churra” y la “Popeye” se serenaron.

                Las dos, a la vez, colocaron un tapete sobre el ataúd y lo llenaron de botellas, ofreciendo alcohol como en la barra del bar. Y el “Potato”, que cogió la guitarra y empezó a cantar, y la “Chumbera”, que la llamaban asín porque le pinchaban las piernas cuando llevaba media hora sin depilar, que empezó a bailar después de soltar que el Facun la dejó colgada al saber que estaba preñada, aunque luego el embarazo se malograra. Y los palmeros a tocar, como su nombre indica, las palmas. Y todo el mundo a bailar, a cantar, a beber y a rajar del muerto, que era un buen elemento y nadie lo tragaba aunque ahora bebieran a su honor que hubiera muerto.

-¡Hostia, el cura!- gritó una desde la puerta.

                Recomposición inminente con prisas. Disimulación.

-Ay, qué penita- decía la “Churra”, poniendo cara de afectada mientras remetía con la pierna bajo el ataúd las botellas de coñac.

-Sí que es verdad; con lo bueno que era el Manuel…, digo el Facun- el “Tranca” apenas se sostenía.

                Y mientras el sacerdote rezaba, todos fueron saliendo a hurtadillas para continuar la fiesta en otro velatorio.

                Sabemos todos que el que nace lechón muere cerdo, pero yo no sabía cómo moría el que nacía ya cochino. Viendo ahora al Facun en el ataúd, lo tengo claro: palma to torrao, como un torrezno.

ANA Mª GARCÍA YUSTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s