70. ¿POR QUÉ?

-¿Por qué se llama “prudencia” a callar cuando has visto una injusticia y no haces nada, si sería más justo denominarlo “cobardía” o “indiferencia”?

-¿Por qué nos quejamos de no tener tiempo, si cuando lo tenemos no sabemos hacer nada con él?

-¿Por qué tantas clases de baile, gimnasio, talleres de cerámica o cursos de motivación personal, si por mucho que intentemos rellenar el tiempo siempre queda un resquicio libre por donde se escapa nuestra incapacidad de disfrutar de las cosas más sencillas?

-¿Por qué es más importante aparentar saber que saber, cuando por tu ignorancia puedes hundir trabajo, familia y demás, y a los que saben de verdad nadie les pregunta porque no saben aparentar?

-¿Por qué cuanto más gordo más insatisfecho se está y se come más, para rellenar un hueco que siempre está vacío porque no es alimento lo que pides sino felicidad?

-¿Por qué nos fustigamos con el látigo de la culpabilidad cuando nada malo hemos hecho, pero de pequeños nos han enseñado a ser responsables de todo lo que hay a nuestro alrededor, además de nuestra propia realidad?

-¿Por qué “por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa” y luego” botas de oro” a las zancadillas?

-¿Por qué, si soy humano, lloro al pelar cebollas y tan solo me escuecen los ojos cuando veo a mi anciano vecino morir día a día solo y olvidado?.

-¿Por qué a un albañil se le obliga en su trabajo a llevar botas, casco y hasta arnés, y a un hombre con una tela en las manos se le permite jugarse la vida delante de un toro?

-¿Por qué estoy tan segura de que en esto del toreo lo de menos es el toro y el torero y lo de más es el dinero?

-¿Por qué no tengo duda de que se conceptúa el toreo como un arte para justificar los bolsillos que enriquece o el riesgo de un hombre a la vista de su entretenido público, igual que un gladiador en el Coliseo?

-¿Por qué no entendemos que, en esto de la lidia, se trata de matar o ser matado, ambos con crueldad, uno por su naturaleza que es embestir para sobrevivir, y el otro por la suya que es también sobrevivir pero con gloria y dinero?

-¿Por qué, si algunos justifican el toreo como medio de preservar la raza del toro de lidia, no se autorizan las corridas de rinocerontes o elefantes, que están en peligro de extinción?

-¿Por qué, hablando de artes fingidos, es una obra de arte un zurullo sobre un lienzo de un artista conocido y no una genialidad de un Pérez  o López sin conocer?

-¿Por qué al autor de las líneas maestras de un alma hecha pintura se le exige una perfección que ya hace tiempo ha alcanzado para ser admirado, y a un famoso pintor, al que los laureles han desmotivado, se le aplauden sus birrias sin más?.

-¿Por qué somos tan bobos de entrar en el dilema, fabricado de antemano para publicidad, de si es arte o una excentricidad un bidé expuesto en una sala de museo, cuando todos sabemos que se trata tan solo de un artilugio que usa el artista después de cagarse de la risa de ver cómo elogian los restos expuestos de la reforma integral del váter de su hogar?

-¿Por qué se teme tanto al solitario talento, y para la vulgaridad hay devoción en masa?

-¿Por qué pienso que no solo son reflexiones de una pesimista sino pura realidad, tener tan poco optimismo por el futuro de nuestros hijos, ojeando la catadura de los políticos que rigen nuestra sociedad?

-¿Por qué, en tiempo de elecciones, a veces no nos queda más remedio que votar por eliminación, más que por convicción, viendo lo que vemos?

-¿Por qué, a medida que avanzamos en tecnología, disminuye nuestra capacidad de hablar, de relacionarnos, de confiar?

-¿Por qué alguien que ha pasado su vida estudiando y encadenando un mal trabajo con otro, tiene menos oportunidad de conseguir ayudas que ese elemento que no ha dado un palo al agua pero que se cataloga de estar en “riesgo de exclusión social?”.

-¿X ke nuestros jóvenes kda vez escriben p or  qanto + evoluciona la tecnik?

-¿Por qué hacerse vegetariano, si hasta los gusanos que me van a comer cuando muera se darán un festín con mi carne?

-¿Por qué todos hablamos de todo y no sabemos de nada?

-¿Por qué llaman dinero fácil a ejercer la prostitución, o dicen que todos somos iguales ante la ley y tenemos derecho al trabajo y a una vivienda digna pero bajo un puente y en paro, por qué no podemos confiar en nadie, por qué vestir ropa de marca por fuera si la que llevamos por dentro está toda agujereada, por qué en mi coche me multan si no llevo puesto el cinturón y, sin embargo, en el autobús voy en pie si no hay asiento y no pasa nada, por qué, por qué, por qué………….?

                La motivación personal que incita a cada individuo a reafirmarse en la realidad de estar vivo es un agotador ejercicio de introspección en el que cada cual se agarra a una mínima excusa, por nimia que sea. Básicamente nos aferramos a la vida porque estamos vivos, sin más; distinta cuestión es si uno se siente vivo o no. Algunos se dejan llevar, otros arrastran ejércitos como líderes; los demás miran, fingen, sonríen. Y yo, cuando pueda creer como acto puro de fe, dejaré de preguntar ¿por qué?.

ANA Mª GARCÍA YUSTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s