68. CARTA A LOS REYES MAGOS SEGÚN URBANO

                   Buen día, compañeros. Soy Urbano, y este año voy a redactar por primera vez una carta a los Reyes Magos sin guiones; yo soy así, espontáneo. Ahí va.

                “Queridos Reyes Magos. Empiezo con este encabezado de costumbre aunque nuestra relación no sea del todo entrañable porque, no olvidemos que a lo largo del tiempo me habéis traído lo que os ha salido de los espumillones. Todavía no he olvidado aquel tirachinas que os pedí y la caja de gomillas y el palo que me regalasteis. Y eso es solo un ejemplo, pero bueno, sin rencor, ¿eh?, que estáis a la vuelta de la esquina (y después tengo todo el año para acordarme de vosotros).

                        Este año, a la humanidad que le den morcilla con tanta paz y prosperidad, que yo lo que quiero es un regalo con las tres “B”, pero nada de bueno, bonito y barato, sino Bestial, Brillante y Bárbaro, de esos que nunca olvidas por la impresión que de dan. Realmente no sé si prescindir de mis guiones va a favorecer que os enteréis de una vez de lo que quiero porque, la verdad, parecéis un poco tontetes, por no decir tontos, o algunas veces idiotas, o incluso gilipol…, gilipuertas, gilipuertitas; bobetes. Sin rencor, ¿eh?, porque, vamos a ver, no acabo de localizar dónde está el problema en conseguir un set de vapor facial. ¿Es tan difícil comprender que los poros de mi piel necesitan oxigenarse para después nutrirlos y poder mostrar la perfección que tengo en mi rostro?. ¿Por qué, entonces, una lija?. Me da la sensación de que os estáis cachondeando de mí. ¿Hay algo que me queráis decir?. Venga, a la cara, mequetrefes, perroflautas, marginales, que seguro que lleváis las capas remendadas y andan solas por la falta de lavados, que con ellas parecéis la reina de las fiestas aunque vayáis de superman, que imagino cómo hacéis posturitas ante el espejo y ladeáis la corona, poniendo morritos para el selfi de la felicitación navideña. Y esas barbas sin cuidar, con flora y fauna autóctona, y digo autóctona por su ecosistema, que los piojos deban saltar libres de pelo a pelo, como los monos en sus lianas. Menuda maraña tenéis en la cara y, además, seguro que teñida, y el rizo una permanente de peluquería low cost, que tomarse una sopa a vuestro lado debe ser una experiencia mística. Agarrados, meapilas, cantamañanas y también… Bueno, sin rencor ¿eh?, que un momento de exaltación lo tiene cualquiera. Pelillos a la mar; en fin, pelillos mejor no.

                Para terminar, recordaros que mi regalo de tres “B”, Bestial, Brillante y Bárbaro, no tiene por qué venir envuelto, porque ya sabéis que yo siempre doy más importancia al interior, al corazón, aunque reconozco que si la fachada es buena lo de dentro me da igual, dependiendo de para qué me sirva. En fin, si os queda alguna capa, me visto de reina y me dejo larga la barba.”

ANA Mª GARCÍA YUSTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s